Capsule wardrobe abril-junio

Por fin ayer conseguí “acabar” mi capsule wardrobe para los tres próximos meses, esta es mi selección de ropa para el período que va de abril a junio. El otro día, al analizar como me había funcionado el anterior pensaba que me iba a ser fácil, bueno, pues no ha sido así, supongo que el que hayamos pasado del frío invierno al calor de verano en una semana no ayuda a elegir que ponerse durante los próximos meses y el tiempo loco de la primavera hace que dudes de lo que seleccionas.

Finalmente he seleccionado un poco de todo, he seguido con tres jerseys, uno bien abrigado, otro no tanto y uno finito, y una sudadera, porque aún puede hacer frío ("hasta el cuarenta de mayo no te quites el sayo…), y al mismo tiempo he escogido algunas camisetas y blusas de tirantes que me permitan afrontar los calores casi asegurados del mes de junio. Así que me ha quedado un capsule un poco cargadito, más que los anteriores al menos, pero que espero que me funcione, compuesto por:

Capsule wardrobe

  • 3 jerseys (gordo, menos gordo y abrigado, y fino)
  • 1 sudadera
  • 2 cárdigans (uno más abrigado que otro)
  • 5 camisas de manga larga
  • 5 camisetas de manga larga
  • 5 camisetas de manga corta
  • 3 blusas sin mangas
  • 5 pantalones
  • 2 faldas
  • 3 chaquetas (un trench, una cazadora de cuero y una de tela)
  • Total: 34 prendas

*Puede que finalmente se incluya alguna prenda más, pues estoy buscando una camisa vaquera para remplazar la mía que se desgarró la semana pasada y era una de mis elecciones seguras para estos próximos meses.

*Recordad que no incluyo zapatos ni accesorios

Final del Capsule Wardrobe Invierno 2015

Ya estamos a final de marzo y por tanto al final de los tres meses de este Capsule Wardobre. Por primera vez desde que empecé con esta historia puedo decir que estoy plenamente feliz con como ha ido

Revisando lo que me he ido poniendo estas han sido mis prendas estrella, lo que más he llevado:

Prendas estrella

  • los leggings de “cuero”, que me prácticamente me he puesto todas las semanas
  • los vaqueros
  • los jerseys “gordotes”, porque son lo mejor para cuando hace un frío que pela
  • las botas moteras

A pesar de que estoy contenta también hice unas cuantas malas elecciones, y hay algunas cosas que no he usado mucho:

Errores

  • el top de tirantes, ¿en qué estaba yo pensando?
  • los pantalones rotos, han sido mala idea con el frío, los llevé mucho en enero pero no me los he vuelto a poner hasta esta semana
  • los botines de tacón, no sé porqué pero simplemente no me apetecía nunca ponérmelos, igual ahora que ya hace menos frío…
  • las converse, teniendo los otros dos pares, las converse no han tenido ninguna oportunidad cuando hacía frío

Solo hay una cosa que me da pena, y es que tengo algo de ropa que ha acabado hecha polvo y tendré que retirar o sustituir, aunque ha sido por el uso, así que tampoco está tan mal:

  • el jersey gris que ya os conté y al que no le encontré sustituto
  • la chupa de cuero, que ya he sustituido de cara a esta primavera
  • las botas moteras

PD: Ya estoy planeando el de abril a junio, la próxima semana os cuento.

La chupa de cuero

La chupa
Ya hemos pasado medio mes de marzo y estoy planeando mi nuevo Capsule Wardrobe para los próximos tres meses. No me está resultando nada difícil, porque va a resultar muy similar al del pasado otoño, pero me he encontrado con que mi cazadora de “cuero” está hecha polvo, así que tengo que remplazarla, y aquí me ha surgido una duda “existencial” (bueno, no tanto): gastar un poco más y comprarla de cuero o quedarme con una de polipiel o similar. Desde hace tiempo baso la mayoría de mis compras en la máxima de “mejor uno y bueno que mil malos”, pero aunque sé que la calidad de una de cuero será probablemente superior, durará más y será más calentita entra en conflicto con uno de mis debates morales: usar pieles o no.
El sábado fui a la caza de la chupa y volví con una de imitación de piel, pero la verdad, no sé si quedarme con ella o no, así que aquí estoy pensando que hago mientras me inspiro buceando en Pinterest y viendo chupas.

stopitrightnow
Fuente: Stop it right now

thefashionthroughmyeyes
Fuente: The fashion through my eyes

thedaybookblog
Fuente: The daybook blog

ANAIS POULIOT
Fuente: Carolines Mode

Josefine Dalhberg
Fuente: Carolines mode

Viajar ligera de equipaje

Viajar es problablemente mi actividad favorita, me da igual donde sea, a la vuelta de la esquina o lejos, me apunto sin dudarlo.
Con los años he aprendido mucho sobre como hacer mi equipaje y he pasado de ser la chica de la maleta enorme y que volvía con la mitad de la ropa sin usar o llevarme lo esencial, a viajar ligero.
En unos días me voy un par de días a Paris, y esto es lo que he planeado llevarme.

Equipaje viaje

Supongo que a más de uno os parecerá muy poco, pero por experiencia sé que no necesitaré más, y en caso de mancharme, mojarme o algo siempre puedo lavarme algo y repetir ropa.

Pd: estoy buscando una maleta nueva, resistente y que no sea muy muy cara, acepto consejos, por favor.

Capsule wardrobe ¿sí o no?

Hace dos meses que no escribo aquí, pero hoy he sacado un rato, y espero poder sacar más para seguir haciendolo, porque quiero hablar un rato sobre el capsule wardrobe. En septiembre ya conté que me iba a unir a la iniciativa del capsule wadrobe que promovía Caroline desde el blog Unfancy, dije que probaría durante ese mes y luego dependiendo como me fuera seguiría, o no, con él.
Bueno, pues me encantó la idea, y disfrute mucho pensando como podía ponerme esto o aquello de manera diferente, con un armario ordenado y lejos de estar abarrotado y la sensación de, por fin, estar sacando partido a la ropa que tengo. Así que llegó octubre y me dije ¿por qué no seguir con él durante tres meses más y ver como va el experimento? Seleccioné con mucho cuidado las prendas que me “quedaba” y guardé en otro armario el resto de la ropa y hasta hoy.
Esta mañana, mientras me vestía, he pensado que cuando elegí la ropa con la que me quedaba, afortunadamente, tuve en cuenta que las veraniegas temperaturas de septiembre y octubre se acabarían y darían paso a los días de otoño, o más bien de invierno, que han venido, por lo que tenía bastante dónde elegir, pero entonces me he acordado de mis pantalones de cuero, de una de mis sudaderas preferidas, de mi rebeca de punto gordo…, y el armario, de pronto, se me ha quedado pequeño. Llevo dándole vueltas a este asunto todo el día, no sé si continuar con el experimento o no, por un lado me gusta la sensación que tengo de que doy uso a mi ropa y la disfruto, pero por otro lado, ¿tiene sentido tener ropa que también me gusta, pero que no entró en mi selección inicial porque me limité a cuarenta prendas, guardada en un armario?