Blogger inspiration

Al hilo de lo que os contaba el lunes sobre la limpieza de contenidos que leo y a los que estoy suscrita en la red quería hablaros de un blog que me encanta y no tengo intención de dejar de leer. Es el blog de Shini Park Park & Cube, que supongo que muchos conoceréis. Empecé a seguir este blog cuando explotó la moda de los blogs de estilo hace ya unos añitos y desde entonces se ha ido convirtiendo en uno de mis fijos. Ya hace mucho tiempo que no actualiza a diario, pero más o menos lo va haciendo con regularidad y siempre me alegra cuando salta la notificación en mi Bloglovin. ¿Por qué me gusta tanto? Pues porque me encanta el estilo de Shini, pero además siempre me atrapa cuando describe alguno de sus viajes, sus asuntos en general, y sobretodo me gusta el aire de estilo “british” mezclado con vanguardia y con picos de excentricidad que destila en blog por todos lados.
Os dejo algunas imágenes y os animo a que no os lo perdáis.

Todas las imágenes son sacadas del blog Park & Cube

Anuncios

Adiós al Capsule Wardrobe

Foto

Este final de verano me ha confirmado algo que la pasada primavera ya me adelantó, y es que con el tiempo tan cambiante que tenemos aquí, un capsule wadrobe en estas estaciones a mí no me funciona. El otoño pasado me fue bien, luego tuve que replantearme algunas cosas y al final el entusiasmo con el que encaraba este proyecto pudo más y acabé la temporada, luego el invierno fue un camino de rosas, pero con la primavera y este capsule, llegaron los problemas, y el verano los ha agudizado más aún, para acabar con un mes de septiembre que ha empezado con un tiempo loco, en los quince días que llevamos ha hecho un calor, frío, temperaturas del más puto entretiempo, hemos tenido tormentas, lluvias, un poco de todo, vamos, y mi entusiasmo por el proyecto ha dicho basta, así que yo me bajo del capsule wardrobe.

¿Me ha fallado el Capsule Wardrobe?
No lo creo, simplemente lo encuentro demasiado rígido para lidiar con los cambios de tiempo, y entonces todas las dudas que os comentaba aquí han vuelto a resurgir y vienen con fuerza y siento que ya no me ajusta y que no me convence; así que antes de acabar odiando mi ropa prefiero abandonar el proyecto. Pero he sacado cosas muy buenas de él, antes del verano pasado tenía un armario que al abrirlo parecía que iba a explotar de un momento a otro, al mismo tiempo que sentía que no tenía nada que ponerme, y ahora, con un poco de ayuda de Marie Kondo, tengo toda la ropa a la vista, un armario despejado, lleno de cosas que me gustan y sin nada que no use, así que me voy de este proyecto super satisfecha.

¿Significa esto que voy a volver a las andadas de antes de este experimento?
Por supuesto que no, desde que empecé a interesarme por el minimalismo me he dado cuenta de como me ha simplificado la vida, del estrés que me ha evitado, de cómo el menos en muchas ocasiones es más, y el armario y la ropa son una parte fundamental de esto, así que no, desde luego no pienso volver a las andadas. Hoy por hoy tengo la cantidad de ropa que equivaldría, más o menos, a dos capsule wardrobe, y espero que sigo así.

¿Cómo lo voy a enfocar?
Lo he pensado mucho y creo que mi enfoque se va a parecer al de otro “proyecto” famoso que andaba por la red hace años que llamaban “5 piece french wardrobe” y del que Afterdrk sigue hablando en su blog de vez en cuando. Este consistía en comprar un máximo de 5 prendas por temporada, siendo además compras responsables, pensadas y ponderadas, vamos, bien planificadas. Yo aún no he pensado mucho cuales van a ser mis reglas, pero os lo contaré cuando lo sepa. De momento tengo toda mi ropa en el armario, bien ordenada y sin agobios y a ver como me funciona.