Mi bolsa de maquillaje

El lunes os conté aquí como he aplicado el minimalismo a mi maquillaje, los pasos que he dado y como lo he llevado, bueno, pues esto es lo que ha quedado en mi neceser para usar durante los próximos meses

Mi maquillaje

Neceser | dentro del neceser: eyeliner de Eyeko, lápiz de ojos marrón de Benecos, máscara de pestañas RMS | dúo de sombras de Chanel | Paleta de sombras Bobbi Brown | sombra de ojos granate de KIKO | Living Luminizer y Lip2Cheek de RMS | Polvos bronceadores de Clarins | Labial rojo de Ilia | Lápiz de labios de Nars | Bálsamo de color Pacifica | Labial Chanel | Corrector Bourjois | Base en polvo mineral de Lily Lolo

De momento me voy apañando muy bien y estoy muy contenta, lo gasto todo y no tengo que ir buscando por diferentes cajones lo que me gusta y lo que no

Anuncios

Maquillaje y minimalismo

maquillaje
Fuente: Pexels

El otro día andaba pensando que ahora que he conseguido “limpiar” mi armario, ¿por qué no hacer lo mismo con el maquillaje?, y es que ¿no os pasa que os compráis algún maquillaje y al poco de usarlo os entra el gusanillo por otro y ése pasa a quedarse olvidado al fondo de cajón/neceser/organizador de maquillaje/lo que sea que uséis? A mí sí, así que tengo una colección que no tiene casi nada que envidiarle a muchas bloggeras de belleza, el problema es que no uso casi nada de lo que tengo, porque o fueron compras impulsivas, en plan: mira que color tan bonito, que luego en casa ya no lo era tanto, o porque tengo varios iguales ¿para qué quería yo cinco labiales rojos con prácticamente mismo tono? Así que me he puesto a limpiar mi cajón de hasta conseguir algo parecido al capsule wardrobe pero con el maquillaje, siguiendo estas pautas:

La fase “detox"

1-Separa por categorías

Como tenía tanto, mi primer acercamiento ha sido separar en categorías, en mi caso cuatro: productos para la cara, productos para los ojos, para los labios y todo lo demás.

2- Primer descarte: todo lo que ni me planteo volver a usar

Después categoría por categoría he ido descartando todo lo que no me gusta, todo lo que estaba en mal estado (que también lo había) y aquello que no me acuerdo cuando fue la última vez que gasté (es poco probable que lo vaya a usar si ni me acordaba que existía)

3- Si es cruelty free y bio mejor

Este para mí es un punto crucial, ya os lo conté aquí, me preocupa lo que me pongo encima y me preocupa que se maltraten animales, así que en primer lugar he apartado todo aquello que no me siento cómoda gastando. Así que si de algún producto había más de uno y uno cumplía los requisitos y otro no, el que no, fuera. Por ejemplo, tenía dos bases de maquillaje: unos polvos minerales de Lily Lolo y una base de L’Oreal, las dos me gustan, pero con una me siento más cómoda que con la otra, pues me quedo la de Lily Lolo y la otra fuera.

La fase “define tu estilo"

Con lo que ha quedado de la “purga” anterior he analizado mi estilo, lo que gasto, como me maquillo, lo que me gusta y lo que no. Una vez he tenido claro lo que quería y lo que iba buscando ha sido muy fácil, he seleccionado lo que me queda bien y estoy segura de que voy a usar, dividiéndolo en dos grandes grupos:

1- El maquillaje para diario

Yo no me maquillo todos los días, pero los días que sí lo hago ¿qué gasto?. Yo soy de las de “cara lavada”, así que básicos y poco más: base de maquillaje, sombras neutras, máscara de pestañas, un colorete poco llamativo y bálsamo de labios con color

2-El maquillaje “de salir"

Aquí lo que no me pongo en el día a día pero sí muy a menudo cuando salgo: sombras de ojos más arriesgadas, algún pintalabios “llamativo”, polvos bronceadores y poco más.

Con lo que ha quedado (muy poco, la verdad) he hecho algo parecido a lo que he ido haciendo con la ropa, como si fuera ropa fuera de temporada, lo he metido en un neceser y dentro de unos meses, igual este verano, volveré a sacarlo, lo revisaré y decidiré si se quedan o se van definitivamente.

Mi rutina por la noche

Noche
Fuente: Unsplash

Cuando llego a casa por la noche lo único que me apetece es deconectar y relajarme, olvidarme de lo malo del día y acordarme solo de las cosas buenas. Con el tiempo he ido incorporando unos rituales, como me pasa por la mañana que me ayuda a conseguirlo, no es que los siga al pie de la letra, ójala, pero si que intent tenerlos como guía.
Desde que me he enganchado al yoga conforme llego me cambio de ropa y me enchufo el video que me toque ese día. Después de eso me voy a la ducha y ya salgo nueva, es entonces cuando me dedico un ratito, si tengo tiempo, para mimarme.Antes aquí hacía un montón de pasos pero ahora me limito limpiarme la cara, que ya me he desmaquillado antes, con mi limpiador de Oskia, me aplico el tónico exfoliante, ahora uno de Lierac (que cambiaré en cuanto acabe por uno cruelty free) y después el Aceite de Lotus de Clarins. Luego es mi ratito de relax, para cenar, ver alguna de las muchas series que voy siguiendo o alguna peli…, antes de ire a la cama con un libro y una libretita para escribir lo que se me pasa por la cabeza y lo que quiero hacer el día siguiente (me deja la cabeza despejada y así no estoy dándole vueltas a nada mientras estoy en la cama)

Mis cosméticos preferidos

Productos

Hablaba el otro día aquí de como me he ido relacionando con la cosmética durante los últimos años y he acabado quedándome con unos cuantos que a modo de básicos, me gustan, me dan buenos resultados y cuando se terminan vuelvo a comprar.
Renaissance Cleansing Gel de Oskia, el mejor limpiador en bálsamo que he probado jamás.
Tea tree toner de Lush, mi tónico preferido desde que lo descubrí.
Crema Facial Limpiadora de Dr.Hauschka.
Aceite de loto de Clarins, a este lo pongo en un altar, cuando tenía la piel fatal, completamente alterada, con parches secos y zonas hipergrasas me salvó. Pero tengo un gran problema con él, Clarins está en la lista de compañías que testan en animales de Peta, así que cuando lo acabe no lo repondré, así que estoy a la búsqueda de un remplazo, así que si sabéis alguno…
Los jabones de Olivia, mis preferidos para la ducha cada día, especialmente Heidi, aunque los voy alternando.