Maquillaje y minimalismo

maquillaje
Fuente: Pexels

El otro día andaba pensando que ahora que he conseguido “limpiar” mi armario, ¿por qué no hacer lo mismo con el maquillaje?, y es que ¿no os pasa que os compráis algún maquillaje y al poco de usarlo os entra el gusanillo por otro y ése pasa a quedarse olvidado al fondo de cajón/neceser/organizador de maquillaje/lo que sea que uséis? A mí sí, así que tengo una colección que no tiene casi nada que envidiarle a muchas bloggeras de belleza, el problema es que no uso casi nada de lo que tengo, porque o fueron compras impulsivas, en plan: mira que color tan bonito, que luego en casa ya no lo era tanto, o porque tengo varios iguales ¿para qué quería yo cinco labiales rojos con prácticamente mismo tono? Así que me he puesto a limpiar mi cajón de hasta conseguir algo parecido al capsule wardrobe pero con el maquillaje, siguiendo estas pautas:

La fase “detox"

1-Separa por categorías

Como tenía tanto, mi primer acercamiento ha sido separar en categorías, en mi caso cuatro: productos para la cara, productos para los ojos, para los labios y todo lo demás.

2- Primer descarte: todo lo que ni me planteo volver a usar

Después categoría por categoría he ido descartando todo lo que no me gusta, todo lo que estaba en mal estado (que también lo había) y aquello que no me acuerdo cuando fue la última vez que gasté (es poco probable que lo vaya a usar si ni me acordaba que existía)

3- Si es cruelty free y bio mejor

Este para mí es un punto crucial, ya os lo conté aquí, me preocupa lo que me pongo encima y me preocupa que se maltraten animales, así que en primer lugar he apartado todo aquello que no me siento cómoda gastando. Así que si de algún producto había más de uno y uno cumplía los requisitos y otro no, el que no, fuera. Por ejemplo, tenía dos bases de maquillaje: unos polvos minerales de Lily Lolo y una base de L’Oreal, las dos me gustan, pero con una me siento más cómoda que con la otra, pues me quedo la de Lily Lolo y la otra fuera.

La fase “define tu estilo"

Con lo que ha quedado de la “purga” anterior he analizado mi estilo, lo que gasto, como me maquillo, lo que me gusta y lo que no. Una vez he tenido claro lo que quería y lo que iba buscando ha sido muy fácil, he seleccionado lo que me queda bien y estoy segura de que voy a usar, dividiéndolo en dos grandes grupos:

1- El maquillaje para diario

Yo no me maquillo todos los días, pero los días que sí lo hago ¿qué gasto?. Yo soy de las de “cara lavada”, así que básicos y poco más: base de maquillaje, sombras neutras, máscara de pestañas, un colorete poco llamativo y bálsamo de labios con color

2-El maquillaje “de salir"

Aquí lo que no me pongo en el día a día pero sí muy a menudo cuando salgo: sombras de ojos más arriesgadas, algún pintalabios “llamativo”, polvos bronceadores y poco más.

Con lo que ha quedado (muy poco, la verdad) he hecho algo parecido a lo que he ido haciendo con la ropa, como si fuera ropa fuera de temporada, lo he metido en un neceser y dentro de unos meses, igual este verano, volveré a sacarlo, lo revisaré y decidiré si se quedan o se van definitivamente.

Anuncios

Un comentario en “Maquillaje y minimalismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s