¿Mañana se inicia un nuevo curso?

IMG_0034.JPG
foto de una vita a colori

Mañana es 1 de septiembre y para mi, que para muchas cosas aún funciono con el calendario escolar es inició de un nuevo curso, fecha de inicio de buenos propósitos y de plantearme cambios, más incluso que el 1 de enero, así que aquí estoy, pensando en muchas cosas y planificando mis próximos meses, ¿y vosotros?¿también os tomáis el 1 de septiembre así?

Anuncios

Zero waste home

Hoy vengo a hablar del libro de Bea Johnnson Zero Waste Home, una lectura que me ha fascinado. Descubrí a Bea a través de esta entrada del blog Remodelista en la que hablaban de diez maneras de vivir con menos y la ponían como ejemplo, y me encantó.

Bea Johnson es una bloggera francesa afincada en EEUU que preocupada por el medio ambiente y la cantidad tan grande de desperdicios que los seres humanos generamos se embarcó en la aventura de no producir ningún residuo, de ahí el título del blog Zero Waste Home Aquí Bea comparte un montón de ideas y da muchos consejos sobre como reducir, reutilizar o reciclar nuestros deshechos. Un tiempo después de empezar con el blog le pareció importante compartir esta experiencia en un libro y así nació Zero Waste Home, (libro que lamentablemente no está disponible en español, solo en inglés y francés, y que podéis conseguir a través de Amazon donde amplía la información que hay en el blog y cuenta más a fondo sus experiencias y sus inquietudes. 

Ella misma cuenta en su blog que su experiencia ha sido todo un éxito y está encantada con los resultados, y pretende que mucha gente elimine sus prejuicios asociados al estilo de vida del Zero Waste

 “Since embarking on the Zero Waste lifestyle, my life and that of my family has completely changed… for the better. We not only feel happier, we lead more meaningful lives, based on experiences instead of stuff, and action instead of inaction.
Today, my goal is to shatter pre-conceptions associated with the Zero Waste lifestyle and share what we have discovered about its incredible health, financial and time savings benefits! I participate in media and speaking engagements to share my stories and tips and provide home consulting services on decluttering, living simply and waste reduction”

Yo no iría tan lejos, probablemente porque para mí, viviendo en un pueblo de España, muchas de sus acciones para reducir el gasto son casi utópicas, pero si que me parece que tiene aportaciones muy interesantes, y que sus planteamientos de reducción, de vivir solo con lo imprescindible y de generar menos impacto en el medio son muy adecuados.

Desde que leí el libro yo misma he intentado aplicar sus principios en muchas de mis actividades diarias, y aunque en algunas fallo estrepitosamente si que me acerco en otras, y día a día me produce más admiración lo que esta mujer es capaz de hacer. Desde luego, a aquellos que os manejeis bien en inglés o en francés os recomiendo fervientemente el libro y el blog, si os interesa en planteamiento, claro, que seguro os encantará.

De momento se acabaron las compras… (hasta final de año)

Empiezo con el minimalismo y me planteo la primera idea: ¿seré capaz de dejar de comprar por una temporada? Revisando mis gastos en los últimos meses me llevé el susto del siglo, ¿pero cómo es posible gastar tanto sin casi notarlo? Pues especialmente comprando ropa, la ropa es mi punto débil, gasto, gasto y gasto y nunca tengo suficiente. Voy de compras persiguiendo la falsa hipótesis de que compraré esto o aquello y ya no me hará falta nada más, tendré un armario completo y perfecto para mucho tiempo, y así justifico mi gasto, pero pasan unos días o, en el mejor de los casos, semanas y siempre “necesito” una cosa u otra que no tengo y vuelta al gasto y comienza otra vez el ciclo. Y lo mismo con el maquillaje y los productos de belleza

Pero además no solo gasto en ropa y demás, mi otra gran debilidad son los libros, ¿entrar en una librería y salir sin nada? Imposible, es la eterna tentación, así que igual que acumulo ropa en mi armario acumulo libros en mi estantería, que mes tras mes se van sumando a una interminable lista de lecturas que, francamente se me ha ido de las manos.

Si a todo esto le sumas caprichos ocasionales en otros campos te encuentras, como yo ahora, con que has gastado una barbaridad en un motón de cosas que realmente no necesitabas y que, en muchos casos, ni siquiera te llenan. Por eso a partir de ahora y siguiendo el ejemplo de varios de mis blogs de cabecera como The Ninfe en l’air o MajaHuse inauguro mi “Shopping fast” es decir, una prohibición de compras, por lo menos de aquí a final de año. Evidentemente aquí no entran los básicos, como la comida, productos imprescindibles de higiene o similares, pero si todo lo prescindible, y especialmente ropa, productos de belleza y libros, a ver como me va, ya iré contando mis peripecias por aquí, ya sé que va a ser muy duro.

¿Por qué me interesa el minimalismo? I

Estos meses atrás he estado dándole muchas vueltas a mi cabeza, así reflexionaba sobre mi estilo de vida, cómo vivo, qué disfruto, qué no me gusta, con qué estoy contenta, qué me pone triste… Y me he dado cuenta de que principalmente no me gusta mi relación con mi entorno, especialmente con lo material, cada vez me fastidia más la cultura del consumo, del gasto desmedido, del “necesito” falso creado únicamente por una industria que está dedicada en cuerpo y alma a convencernos de que para vivir tenemos que tener unas u otras cosas, dejando de lado el disfrutar de las experiencias, de los buenos momentos y de la vida en general.

Ahora busco cambiar mi modo de enfoque y sobretodo depender menos de las cosas, lo que necesito de verdad y lo que es un mero capricho, esto no quiere decir que me vaya a convertir en una persona que reniega de todo, que vive con lo justo, que reniega totalmente del consumo o un ermitaño, yo desde luego no quiero llegar a ningún extremo, solo quiero seguir viviendo mi vida, un poco como hasta ahora, pero ser capaz de disfrutarla más, ser más respetuosa con el medio, con el planeta, con los demás y sobretodo de apreciar mucho más lo que me da.

Monsters are not 2.0

Tras mucho tiempo ausencia total hoy dispongo a reanudar el blog, pero con un cambio de rumbo total.

En los últimos meses muchas cosas de mi vida han cambiado y algunas me gustan más que otras, por diversos motivos. esta ha sido, a menudo, una época de descontrol y espero que este “diario”, además de para compartir muchas de mis cosas con vosotros, también me sirva a mi para volver a encauzar mi día a día.

A partir de ahora el blog estará más centrado en lo que suelen llamar “lifestyle” ( aunque a mi no me gusta nada el término) y sobretodo tendrá mucho que ver con el minimalismo y con el disfrutar mucho más de las pequeñas cosas de la vida