Libros para colorear

Jardin secret

Como os decía el otro día este verano apenas he leído pero si que ha caído en mis manos un libro que me ha encantado: Jardin secret, de Johanna Basford, un libro de colorear, sí de colorear.
Yo no había coloreado desde hace más de veinte años, y sí, aunque cuando era niña me encantaba, y siempre había sido algo que me relajaba mucho, no había sentido que tuviera ganas de hacerlo. Ya hace años, cuando surgió, a gran escala, la moda de pintar mandalas, mucha gente recomendaba hacerlo para relajarse, pero ciertamente no me seducía mucho, hasta que comencé a ver por la red estos libros de colorear que poco tienen que ver con los mandalas y se despertó un interés en mí. Por ello empecé a investigar y me encontré con estos libros de Johanna Basford, podes echar un vistazo a su web aquí y deleitaros.
Ahora de vez en cuando dedico un ratito de mi tiempo a colorear y me ayuda mucho a despejar la mente, especialmente cuando estoy bloqueada, y a relajarme.
¿Vosotros habéis probado con esta técnica?,¿también os gusta colorear? o ¿quizá pintar?

Blogger inspiration

Al hilo de lo que os contaba el lunes sobre la limpieza de contenidos que leo y a los que estoy suscrita en la red quería hablaros de un blog que me encanta y no tengo intención de dejar de leer. Es el blog de Shini Park Park & Cube, que supongo que muchos conoceréis. Empecé a seguir este blog cuando explotó la moda de los blogs de estilo hace ya unos añitos y desde entonces se ha ido convirtiendo en uno de mis fijos. Ya hace mucho tiempo que no actualiza a diario, pero más o menos lo va haciendo con regularidad y siempre me alegra cuando salta la notificación en mi Bloglovin. ¿Por qué me gusta tanto? Pues porque me encanta el estilo de Shini, pero además siempre me atrapa cuando describe alguno de sus viajes, sus asuntos en general, y sobretodo me gusta el aire de estilo “british” mezclado con vanguardia y con picos de excentricidad que destila en blog por todos lados.
Os dejo algunas imágenes y os animo a que no os lo perdáis.

Todas las imágenes son sacadas del blog Park & Cube

Minimalismo Digital: Reducir contenidos a leer

computer

Cada día me doy cuenta de que una de las cosas que más tiempo me roba es estar delante del ordenador, que pueda pasar horas y horas perdiendo el tiempo me satisface mientras lo hago pero después no puedo evitar el sentimiento de culpa, el ¿podría haber hecho algo productivo en el tiempo que he perdido?, por ello me planteo que quizá es hora de despejar un poco la lista de blogs, youtubes u otros perfiles o cuentas en redes sociales que sigo, ¿tiene sentido seguir blogs solo por si, de vez en cuando, postear algo que me gusta?¿por qué no aplico aquí también alguno de los principios del minimalismo que tanto me gustan y elimino la paja para quedarme con lo que me satisface? Pues supongo que porque tengo miedo a perderme algo, que por cierto según leo, es un síndrome bastante común y que afecta a más gente de la que parece. De todas formas creo que tengo que superarlo, así que lo que yo me planteo es: ¿y ahora, qué hago?

De momento me voy a tomar una tarde de este fin de semana “libre” y voy a hacer una “limpieza” según este plan:

  1. Limpiar mi Bloglovin. Dejar de seguir blogs que ya no me interesan, o que no se ajustan a mis gustos. Sin piedad, lo que nunca leo pero sigo teniendo ahí por si acaso fuera.
  2. Mi ladrón principal de tiempo: Youtube. El mismo sistema que en el punto anterior, eliminar mi subscripción a canales de YouTube cuyos vídeos no veo nunca, porque ¿qué sentido tiene seguir suscrita?
  3. Las redes sociales. Limpiar mi lista de seguidos en Tumblr, Twitter, Instagram o cualquier otra red similar siguiendo el mismo criterio que antes. Para mucha gente estos son los principales “ladrones de tiempo”, aunque yo creo que los tengo bastante controlados, de todas formas no está de más hacer una limpieza.
    4.Poner un aviso en el calendario y convertir esta limpieza en algo repetitivo ¿cada tres meses, por ejemplo? para evitar que se me vuelva a ir de las manos como esta vez.

No he leído nada, pero voy a leer…

Libros

Durante estos meses además de no pasarme por aquí tampoco he tenido tiempo, ni ganas ¿para qué engañarnos?, de leer mucho. En abril os contaba aquí lo que quería leer y que iba a empezar con estos libros. Pues unos meses después no he conseguido acabar ninguno, aunque estoy cerca del final con Operación Dulce, y si que he leído alguna cosita más, pero que no me ha entusiasmado. Con la vuelta a la normalidad espero también una vuelta a la lectura, así que voy a acabar con McEwan y me pongo con Middlesex.
¿Vosotros también tenéis bajones lectores?

Adiós al Capsule Wardrobe

Foto

Este final de verano me ha confirmado algo que la pasada primavera ya me adelantó, y es que con el tiempo tan cambiante que tenemos aquí, un capsule wadrobe en estas estaciones a mí no me funciona. El otoño pasado me fue bien, luego tuve que replantearme algunas cosas y al final el entusiasmo con el que encaraba este proyecto pudo más y acabé la temporada, luego el invierno fue un camino de rosas, pero con la primavera y este capsule, llegaron los problemas, y el verano los ha agudizado más aún, para acabar con un mes de septiembre que ha empezado con un tiempo loco, en los quince días que llevamos ha hecho un calor, frío, temperaturas del más puto entretiempo, hemos tenido tormentas, lluvias, un poco de todo, vamos, y mi entusiasmo por el proyecto ha dicho basta, así que yo me bajo del capsule wardrobe.

¿Me ha fallado el Capsule Wardrobe?
No lo creo, simplemente lo encuentro demasiado rígido para lidiar con los cambios de tiempo, y entonces todas las dudas que os comentaba aquí han vuelto a resurgir y vienen con fuerza y siento que ya no me ajusta y que no me convence; así que antes de acabar odiando mi ropa prefiero abandonar el proyecto. Pero he sacado cosas muy buenas de él, antes del verano pasado tenía un armario que al abrirlo parecía que iba a explotar de un momento a otro, al mismo tiempo que sentía que no tenía nada que ponerme, y ahora, con un poco de ayuda de Marie Kondo, tengo toda la ropa a la vista, un armario despejado, lleno de cosas que me gustan y sin nada que no use, así que me voy de este proyecto super satisfecha.

¿Significa esto que voy a volver a las andadas de antes de este experimento?
Por supuesto que no, desde que empecé a interesarme por el minimalismo me he dado cuenta de como me ha simplificado la vida, del estrés que me ha evitado, de cómo el menos en muchas ocasiones es más, y el armario y la ropa son una parte fundamental de esto, así que no, desde luego no pienso volver a las andadas. Hoy por hoy tengo la cantidad de ropa que equivaldría, más o menos, a dos capsule wardrobe, y espero que sigo así.

¿Cómo lo voy a enfocar?
Lo he pensado mucho y creo que mi enfoque se va a parecer al de otro “proyecto” famoso que andaba por la red hace años que llamaban “5 piece french wardrobe” y del que Afterdrk sigue hablando en su blog de vez en cuando. Este consistía en comprar un máximo de 5 prendas por temporada, siendo además compras responsables, pensadas y ponderadas, vamos, bien planificadas. Yo aún no he pensado mucho cuales van a ser mis reglas, pero os lo contaré cuando lo sepa. De momento tengo toda mi ropa en el armario, bien ordenada y sin agobios y a ver como me funciona.

Septiembre y la vuelta

Hola de nuevo. Me da hasta un poco de vergüenza volver así después de haberme ido de repente, dejando colgados muchos temas que llevaba entre manos, pero el final del curso pasado fue una locura y mi cabeza ya no podía más. Este verano he aprovechado para recargar fuerzas y vuelvo por aquí con las pilas más cargadas que nunca. Además como un periodo de descanso y reflexión nunca viene mal, durante estas dos últimas semanas le he dado unas cuantas vueltas a este blog y vengo con algunas ideas que espero que os gusten y que poco a poco iréis viendo por aquí.
Y vosotros, ¿cómo han ido las vacaciones? ¿También os han marcado un antes y un después?

Resumiendo abril

Este mes de abril ha sido, por diferentes motivos, un desastre de mes, no he tenido tiempo para nada y he llevado un tiempo de lo más desajustado, así que tengo poco que destacar, pero ahí vamos con lo poco que haya

Lo que he visto este mes

Outlander
info

Juego de tronos
info

Este mes la verdad, no he tenido tiempo casi ni para esto, pero en mis pocos ratos libres me he dedicado a ver el regreso de Juego de tronos y el de Outlander

PD: Esto no lo he visto aún, pero no puedo dejar de nombrarlo. No sé si por aquí os gustaran los coches o ahora pensaréis que estoy pirada, pero desde que vi este trailer, donde se juntan dos cosas que me encantan, los coches y Paul Newman espero esto con ganas https://t.co/exkFF7VJmf , lo estrenan en mayo


Lo que he leído este mes

Ni siquiera he tenido tiempo de leerme los dos libros que tengo pendientes en la mesita, así que que os voy a contar bien poco, pero de lo que he visto por internet esto es lo que más me ha interesado


Lo que he escuchado este mes

Portada de Dorian
Aquí si que lo tengo clarísimo, el disco nuevo de Dorian, Diez años y un día, desde que salió a mediados de mes no he escuchado otra cosa (en spotify)

Esta semana por la red

Mi bolsa de maquillaje

El lunes os conté aquí como he aplicado el minimalismo a mi maquillaje, los pasos que he dado y como lo he llevado, bueno, pues esto es lo que ha quedado en mi neceser para usar durante los próximos meses

Mi maquillaje

Neceser | dentro del neceser: eyeliner de Eyeko, lápiz de ojos marrón de Benecos, máscara de pestañas RMS | dúo de sombras de Chanel | Paleta de sombras Bobbi Brown | sombra de ojos granate de KIKO | Living Luminizer y Lip2Cheek de RMS | Polvos bronceadores de Clarins | Labial rojo de Ilia | Lápiz de labios de Nars | Bálsamo de color Pacifica | Labial Chanel | Corrector Bourjois | Base en polvo mineral de Lily Lolo

De momento me voy apañando muy bien y estoy muy contenta, lo gasto todo y no tengo que ir buscando por diferentes cajones lo que me gusta y lo que no

Maquillaje y minimalismo

maquillaje
Fuente: Pexels

El otro día andaba pensando que ahora que he conseguido “limpiar” mi armario, ¿por qué no hacer lo mismo con el maquillaje?, y es que ¿no os pasa que os compráis algún maquillaje y al poco de usarlo os entra el gusanillo por otro y ése pasa a quedarse olvidado al fondo de cajón/neceser/organizador de maquillaje/lo que sea que uséis? A mí sí, así que tengo una colección que no tiene casi nada que envidiarle a muchas bloggeras de belleza, el problema es que no uso casi nada de lo que tengo, porque o fueron compras impulsivas, en plan: mira que color tan bonito, que luego en casa ya no lo era tanto, o porque tengo varios iguales ¿para qué quería yo cinco labiales rojos con prácticamente mismo tono? Así que me he puesto a limpiar mi cajón de hasta conseguir algo parecido al capsule wardrobe pero con el maquillaje, siguiendo estas pautas:

La fase “detox"

1-Separa por categorías

Como tenía tanto, mi primer acercamiento ha sido separar en categorías, en mi caso cuatro: productos para la cara, productos para los ojos, para los labios y todo lo demás.

2- Primer descarte: todo lo que ni me planteo volver a usar

Después categoría por categoría he ido descartando todo lo que no me gusta, todo lo que estaba en mal estado (que también lo había) y aquello que no me acuerdo cuando fue la última vez que gasté (es poco probable que lo vaya a usar si ni me acordaba que existía)

3- Si es cruelty free y bio mejor

Este para mí es un punto crucial, ya os lo conté aquí, me preocupa lo que me pongo encima y me preocupa que se maltraten animales, así que en primer lugar he apartado todo aquello que no me siento cómoda gastando. Así que si de algún producto había más de uno y uno cumplía los requisitos y otro no, el que no, fuera. Por ejemplo, tenía dos bases de maquillaje: unos polvos minerales de Lily Lolo y una base de L’Oreal, las dos me gustan, pero con una me siento más cómoda que con la otra, pues me quedo la de Lily Lolo y la otra fuera.

La fase “define tu estilo"

Con lo que ha quedado de la “purga” anterior he analizado mi estilo, lo que gasto, como me maquillo, lo que me gusta y lo que no. Una vez he tenido claro lo que quería y lo que iba buscando ha sido muy fácil, he seleccionado lo que me queda bien y estoy segura de que voy a usar, dividiéndolo en dos grandes grupos:

1- El maquillaje para diario

Yo no me maquillo todos los días, pero los días que sí lo hago ¿qué gasto?. Yo soy de las de “cara lavada”, así que básicos y poco más: base de maquillaje, sombras neutras, máscara de pestañas, un colorete poco llamativo y bálsamo de labios con color

2-El maquillaje “de salir"

Aquí lo que no me pongo en el día a día pero sí muy a menudo cuando salgo: sombras de ojos más arriesgadas, algún pintalabios “llamativo”, polvos bronceadores y poco más.

Con lo que ha quedado (muy poco, la verdad) he hecho algo parecido a lo que he ido haciendo con la ropa, como si fuera ropa fuera de temporada, lo he metido en un neceser y dentro de unos meses, igual este verano, volveré a sacarlo, lo revisaré y decidiré si se quedan o se van definitivamente.